tintinologo.com El rincón del Tintinólogo
 
 
Inicio
Hergé,Georges Remí
Los personajes
Álbumes y demás
Museo Curiosidades
Juega con Tintín
La Línea Clara
Cronograma
Enlaces de interés
Contactar
Libro de visitas
 
Tintín
Tintín es probablemente el personaje más extraño de toda la historia del cómic. A diferencia de la mayoría de los héroes convencionales, no se caracteriza por ningún rasgo particularmente destacado. Es cierto que es inteligente, astuto, rápido y casi invencible. Pero admitamos que la veracidad de su papel en ocasiones choca frontalmente, más allá del irreal mundo de la propia historieta. Una irrealidad que hace de él un héroe un tanto abstracto. Todo empieza por su nombre... que en francés no tiene ningún significado, pero destaca inmediatamente la chocante repetición de su doble sílaba. Observemos a continuación su rostro... Esta cara redonda donde los ojos y la boca no son más que dos puntos y un diminuto trazo... Su aspecto, que muy pocas situaciones logra animar, sólo mantiene la única particularidad del tupé. Estudiemos por fin la profesión del personaje, esta profesión que de hecho no la veremos ejercer más que en el primer álbum.

Tras estas reflexiones, uno puede llegar a la siguiente conclusión: Tintín es una pura abstracción de la perfección en el comportamiento y los valores humanos. Unas veces parece un niño, otras un adolescente, la mayoría de las veces su comportamiento es como el de un adulto. Ese comportamiento polifacético y pluscuamperfecto de nuestro héroe es una de las mejores bazas de la serie. En efecto, Tintín nace en cada uno de nosotros, y moldeamos su abstracción dentro del universo de nuestros sueños. Hay tantos Tintines como lectores. Es por ello por lo que Tintín resiste mal el celuloide, tanto que hasta su timbre de voz está instalado en nuestra imaginación y nunca coincide con el que nos llega desde de la pantalla. ¿No os ha pasado?...
Retroceder a la página anterior   Avanzar a la siguiente página
 
   
Mapa del sitio Copyright © 2011-2017 tintinologo.com