tintinologo.com El rincón del Tintinólogo
 
 
Inicio
Hergé,George Remí
Los personajes
Álbumes y demás
Museo Curiosidades
Juega con Tintín
La Línea Clara
Cronograma
Enlaces de interés
Contactar
Libro de visitas
 
Bianca Castafiore
Todos los héroes imaginados por Hergé parecen ser absolutamente alérgicos a su voz, a excepción quizá del bueno de Silvestre Tornasol, que para eso es sordo.

Bianca Castafiore es el único personaje femenino en un universo lleno de hombres, y de entrada parece que lo único que hace es introducir la confusión en la serie. Su nombre (blanca casta flor en italiano) es una ironía que casa mal con su corpulencia y su carácter fuerte y desinhibido.

En Las joyas de la Castafiore se disfruta de un Tornasol claramente enamorado de la diva. El mayordomo Néstor está lleno de gozo porque la diva le ha prometido enviarle una foto dedicada. Incluso Haddock está, sin duda, más impresionado de lo que admite reconocer. A pesar de afirmar que odia al "Ruiseñor de Milán", lo cierto es que la primera vez que vió a Madame Castafiore perdió por completo la serenidad y fue incapaz de pronunciar su propio nombre; no es de extrañar que desde entonces la cantante no sepa saludarle sin distorsionar su apellido todas las veces que sea necesario.

El aspecto cómico del personaje y sus réplicas, más de una vez sorprendentes, no deben hacernos olvidar que Bianca Castafiore es una aliada fiel de nuestros personajes en los momentos claves. En El asunto Tornasol, por ejemplo, acepta esconder a Tintín y al capitán en su camerino sin hacerles una sola pregunta. Alguno pensará que actúa así por simple gusto por el juego, pero no es descabellado pensar que este comportamiento tan cercano hacia nuestros héroes sea una suerte de complicidad por la que ella misma se siente parte de la familia.

Retroceder a la página anterior   Avanzar a la siguiente página
 
   
Mapa del sitio Copyright © 2011-2017 tintinologo.com